martes, 29 de octubre de 2013

Respuesta Estudiantil se manifesto con éxito en Sevilla.



Respuesta Estudiantil consiguió que miles de ciudadanos de Sevilla los vieran manifestarse por las calles del centro, no sin incidentes. El primero de estos incidentes fue el retraso cometido de forma premeditada por los agentes de la Policía Nacional, debido a que en la Plaza del Salvador se concentraban de forma ilegal cerca de 200 radicales de extrema izquierda contra Respuesta Estudiantil. La Policía llevó a los patriotas en metro demorando todo lo posible a su punto de partida, además de impedirles a última hora el uso de palos de madera para portar sus banderas.

La celebración de una boda en La Catedral retuvo todavía más tiempo a los estudiantes parados pero no inactivos, que no paraban de corear "ya estan aquí, ya estan aquí los de Respuesta Estudiantil", "tasas recortes precariedad, fuera banqueros de la universidad", "esta es vuestra democracia" (dirigido a la Policía y a los antifascistas que impedían su derecho a manifestarse). La llegada a la Plaza de la Encarnación, donde acababa la manifestación, tuvo varios momentos de tensión máxima cuando los antifascistas comenzaron desde la seguridad de la lejanía a lanzar botellas, piedras y hasta melocotones.

La marcha transcurrió entre aplausos de viandantes sorprendidos por el paseo de banderas rojigualdas por jóvenes en el centro de Sevilla y los gritos de los tolerados antifascistas que buscaban provocar al bloque estudiantil. La marcha al acabar sólo pudo presenciar el discurso, acortado, del delegado de Sevilla de Respuesta Estudiantil por la prohibición de la Policía a permanecer más de 5 minutos en el punto de finalización de la manifestación.

La jornada se saldo sólo con daños provocados por la extrema izquierda, escaparates y mobiliario urbano fueron sus blancos, además de sembrar el terror entre las familias sevillanas que tuvieron la mala suerte de cruzarse con esta turba antifascista, así como de la detención de un radical antifascista por la Policía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario