sábado, 17 de agosto de 2013

Nuestra juventud se va…

5086-933-550

…y el reemplazo llega. Ya no se trata de los cantos de sirena sobre la prosperidad y los sueños de futuro en Europa.  Aquí apenas hay trabajo y las condiciones son cada vez peores; muchos son muy conscientes de ello, pero siempre será mejor que las expectativas que tienen en sus países de origen. Y en todo caso, siempre habrá ayudas sociales, siempre habrá comedores, siempre habrá caridad. Ese es el mensaje que sigue mandando Europa al resto del mundo, y así seguirán llegando: en tren, barco y avión. Un asunto tan políticamente incorrecto que nadie se atreve a imaginar. Hasta que sea demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario